DREAMERS EN RIESGO DE DEPORTACION POR LAS NUEVAS RESTRICCIONES

La decisión del Departamento de Seguridad Nacional (DHS) de cerrar la puerta a nuevas peticiones de protección migratoria para los Llegados en la Infancia (DACA) pone en riesgo de deportación a miles de jóvenes inmigrantes.

Ello aunado a que los “dreamers” que actualmente tienen esa protección deberán invertir más en la renovación de sus protecciones y Autorización de Empleo, a fin de no ser expulsados de EE.UU., ya que su permiso será solamente de un año y no de dos.

El secretario interino de Seguridad Nacional, Chad Wolf, anunció que durante un año se revisará esta política para poder desaparecerla, pero hizo los cambios mencionados, entre los cuales contempla devolver la peticiones presentadas recientemente y el dinero correspondiente por el pago.

En tanto enfrentan un escenario incierto de estancia en el país, miles de jóvenes indocumentados temen no poder terminar una carrera universitaria.

Jóvenes como Carolina Ramírez, de 18 años y quien el pasado mayo se graduó de una escuela secundaria en Arizona, y que sintió como una “cubetada de agua fría” la noticia de que no podrá aplicar por primera vez a la DACA, el programa creado en 2012 por el entonces presidente Barack Obama.

“Todas mis esperanzas y mis planes, mis sueños se desmoronaron en un segundo, ya tenía pensado hacer tantas cosas”, dijo a Efe Ramírez.

Las esperanzas de Ramírez de “salir de las sombras” revivieron después de que en junio la Corte Suprema Corte frenara el intento del Gobierno de Donald Trump de eliminar DACA y, como muchos jóvenes indocumentados, esperaba que la decisión le permitiera aplicar a los beneficios del programa federal, que entre otras cosas la ampara de la deportación.

#QPY