8 HABITOS DE HIGIENE PARA ANTES Y DESPUES DEL SEXO

Lavarse las manos es hoy más importante que nunca, pero ¿lo haces antes y después de tener sexo con alguien?

Puede resultar incómodo —¿cómo detener el acto para preguntarle a tu compañero o compañera sexual: “cariño ¿te lavaste las manos?”— , pero los sexólogos insisten en que esta norma de aseo personal es fundamental en las relaciones íntimas.

Es un paso sencillo para evitar, por ejemplo, una candidiasis (infección genital causada por un hongo).

Principales recomendaciones:

El aseo diario de los genitales con agua.

La limpieza de las manos, la boca y los dientes.

Usar ropa interior limpia y a ser posible que no sea de telas sintéticas (de algodón).

Consultar al médico y realizar los exámenes de rutina una vez al año.

Autoexplorarse mediante la observación directa y la palpación para identificar si hay cambios en la forma, coloración, secreciones, tamaño y/o textura.

Uso de preservativo durante la relación sexual.

Si se opta por el sexo anal, se deberá evitar introducir el pene en el ano y posteriormente en la vagina, pues esto favorece el desarrollo de infecciones.

Rasurar todo el vello púbico no es recomendable, pues el vello suele ser una protección para los genitales, lo mejor es recortarlo, pero no eliminarlo por completo.

#QPY