COMO DEBES FAMILIARIZARTE CON LOS LUBRICANTES

Lubricantes con base agua. Son lo ideal para la masturbación, penetración y el uso de juguetes. Se limpian fácilmente, generalmente sin sabor y olor. También pueden tener algunos ingredientes adicionales como feromonas, para incrementar el nivel de excitación; aloe vera, que permite un nivel hidratación superior; y los térmicos, que agregan una sensación calida al entrar en contacto con la piel, que lo hace más excitante.

Lubricantes de silicón. Son también con base de agua y duran un poco más tiempo que los normales. También, los de silicón son ideales para usarlos en la regadera o en una tina porque no se disuelven en el agua. Son amigables con el latex, así no corres riesgo de que se rompa en condon. Sin embargo, estos no se deberán usar con los juguetes sexuales ya que pueden dañarlos, dependiendo del material con el que estén hechos.

Lubricantes anales. Pueden ser un poco más espesos, con base de agua y pueden incorporar algunos ingredientes adicionales como algún inhibidor de dolor muy suave, algún inhibidor de olores y de bacterias. Normalmente, la diferencia es el reducir la sensibilidad un poco con el fin de evitar el dolor. Un lubricante de base agua o silicón puede servir perfectamente.

Ahora que los conoces, ¡hazte del tuyo!

#QPY