Consejos utiles para disfrutar del sexo en la menopausia

Menos sexo ¿sí o no?

Lo más frecuente cuando la mujer llega la menopausia, según indica Fasero Laiz, “es que tenga menos frecuencia de relaciones sexuales, aunque no se puede generalizar, ya que para algunas mujeres la liberación de la posibilidad de embarazo hace que disfruten más de su relación sexual e incluso hay mujeres que comienzan a disfrutar e incluso a descubrir su propia sexualidad”.

Pero no sólo la mujer sufre problemas relacionados con la sexualidad. También hay que tener en cuenta “la funcionalidad del hombre”. Según apunta Fasero Laiz, “muchos hombres con el paso de los años empiezan a tener enfermedades que pueden afectan directamente a la erección, lo que, en ocasiones, hace que la mujer no pueda tener relaciones sexuales con penetración”.

Por todo ello, la ginecóloga cree que este sería “un buen momento para descubrir otro tipo de actividad sexual” ya que, como afirma, el sexo es fundamental en esta fase de la mujer.

De hecho, “tener relaciones sexuales durante la menopausia se considera uno de los tratamientos clave para la sequedad vaginal”, recuerda la ginecóloga. Desde el punto de vista físico, “los pequeños microtraumatismos que se producen durante el coito pueden estimular la formación de nuevos vasos sanguíneos y fibras de colágeno que mejoran la elasticidad de la vagina y el flujo vaginal”.

En opinión de Peinado, “siempre es positivo tener sexo puesto que refuerza la autoestima y es un indicador de una buena relación de pareja además de que ayuda a mantener un tono de los tejidos del área vaginal y evita su atrofia total”.

Consejos para tener sexo en la menopausia

Los consejos de los expertos para tener sexo durante la menopausia pasan por modificar o mejorar el estilo de vida. “Evitar tóxicos, fundamentalmente alcohol y tabaco” es fundamental, según indica Peinado. Además, “las pacientes deben tener precaución con fármacos como diuréticos, antihistamínicos o antidepresivos que, en general, agravarían la sequedad vaginal”.

En este sentido, la ginecóloga aconseja “usar tratamientos adecuados para la sequedad vaginal prescritos por personal cualificado” y si existe asociado algún problema psicológico-sexual lo recomendable es “acudir a especialistas en sexología e incluso realizar terapia de pareja que ayudarán a encontrar el camino para recuperar la salud sexual”.

Otra recomendación de Peinado es realizar “ejercicios del suelo pélvico (Kegel) y usar hidratantes vaginales diarios o en días alternos así como lubricantes vaginales en cada relación sexual”. En caso de que fueran resistentes, “se recomendaría tratamiento mediante los fármacos SERM o moduladores de los receptores estrogénicos como el ospemifeno, que mejorarían los síntomas de la atrofia vulvovaginal (AVV) con protección cardiovascular”, concluye el urólogo.

#QPY