De que trata el trastorno del deseo sexual hipoactivo?

“El trastorno del deseo sexual hipoactivo es la expresión que, desde el ámbito médico, se usa para describir problemas relacionados con el bajo interés hacia la actividad erótica en general: poca motivación hacia las relaciones eróticas, ausencia de pensamientos o fantasías sexuales o muy poca frecuencia de estas, etcétera”.

“Las profesionales de la sexología, preferimos hablar de ‘insatisfacciones’ más que de ‘trastornos’, porque la palabra trastorno alude más a enfermedad o anormalidad, y muchas insatisfacciones o dificultades relacionados con el deseo no son como tal una disfunción, sino que son la consecuencia lógica de una serie de condiciones”.

Muchas mujeres -y algunos hombres también-, que se encuentran en relaciones largas, comienzan a desear sexualmente una vez iniciada la intimidad y las caricias con su pareja, y no antes. Para Carmona, “tradicionalmente se ha considerado el tomar la iniciativa como un indicador de que se tiene deseo, de modo que en el contexto de parejas heterosexuales, muchos hombres consideran que sus parejas no tienen deseo simplemente porque no toman la iniciativa. Lo cierto es que aunque a muchas féminas se les ha considerado con problemas de deseo, en muchos casos lo que fallaba era más la intimidad o la seducción (que no es un asunto personal sino relacional, de la pareja), que el deseo, que en condiciones óptimas sí que se activaba”.

#QPY