El estrés también afecta a tus relaciones sexuales

Estos datos dan buena muestra de que el sexto y el estrés no es una buena mezcla ¿O sí?.

Según Jesús Ignacio Rodríguez, del Instituto Sexológico Murciano, aunque afecta negativamente al sexo, “las relaciones sexuales o, en su caso, la masturbación son un factor de protección ante el estrés ya que actúan como un ansiolítico natural”.

No obstante, advierte: «Existe un porcentaje muy pequeño de hombres en los que el estrés les puede provocar conductas sexuales compulsivas y en estos casos sí afectaría de forma negativa a su salud sexual”.

Entonces, ¿sería bueno tener relaciones en situaciones de estrés?

En opinión de San Martín, “si la situación no está bien es preferible no añadir más carga negativa y no intentar tener relaciones sin mejorar la situación antes”.

El sexo puede ser una gran ayuda para aliviar tensiones y conectar con la pareja “pero siempre que no conlleve una obligación o se convierta algo que nos presione”.

#QPY