Masturbación compulsiva en que momento se convierte en problema?

A la pregunta de si la masturbación compulsiva se considera una adicción al sexo, la responsable de Psicología Clínica y Sexología del Instituto de Urología Serrate & Ribal responde que “la masturbación compulsiva se incluye dentro del conjunto de conductas del Trastorno Hipersexual en el DSM-5, manual de referencia mundial para los trastornos psiquiátricos, o como se denomina popularmente adicciones sexuales”.

En este punto, desde el Servicio Psiquiatría y Psicología Hospital Universitario Dexeus indican que “el Trastorno Compulsivo Sexual o Hipersexualidad excesiva y no controlada engloba todas las conductas sexuales que, como la masturbación compulsiva, se convierten en un comportamiento inevitable que deteriora las relaciones familiares, afectivas, sociales, económicas o laborales. Desde este centro advierten que estas adicciones se caracterizan por pensamientos sexuales recurrentes a lo largo del día, la urgencia por llevar a cabo estas prácticas sexuales, la negación del problema, la falta de autocontrol y la necesidad de incrementar la intensidad y la frecuencia de la conducta sexual.

Por otra parte, Sánchez puntualiza que “la masturbación se tenga o no pareja es una conducta sana en sí misma” dado que “la patología deviene cuando perjudica a la vida de la persona por exceso, pero sobre todo por la impulsividad, es decir, por no tener control sobre ella”.

#QPY