Segun algunos estudios estos son los mitos sobre la masturbacion

Masturbarse influye negativamente en la infertilidad
“No hay evidencia científica que señale que masturbarse afecte negativamente a la fertilidad”, asegura Jesús E. Rodríguez, director del Instituto Sexológico Murciano. De hecho, como aclara Ana Blázquez Ares, sexóloga del Proyecto Metamorfosis, “una de las funciones del sexo es la supervivencia como especie, por lo tanto, no tiene ningún sentido la creencia de que cuanto más nos masturbamos más posibilidades de infertilidad tenemos”.

Mejora la “potencia sexual”
Falso. “Casi todo lo que dice que mejora la potencia sexual de los hombres es un mito”, sentencia Rodríguez. “Para las personas crédulas, masturbarse a diario puede producir un aumento de confianza y un efecto placebo, pero poco más, ya que el concepto de potencia sexual no existe en literatura científica o en el ámbito de los profesionales sanitarios”.

Tiene repercusiones en la piel
Verdadero. Masturbarse sí tiene repercusiones en la piel, pero positivas. “Cuando nos masturbamos nuestro cuerpo se relaja, los vasos sanguíneos se dilatan y, por lo tanto, el riego sanguíneo aumenta, mejorando la piel y su oxigenación”, informa Blázquez.

Masturbarse puede disminuir el placer sexual con la pareja
La forma de masturbarse influye en la respuesta eyaculatoria y orgásmica y en la sensibilidad de la persona que lo practica. “Cuando lo hacemos nuestro cuerpo está más sensible y receptivo”, afirma Blázquez. Según la experta, “muchos hombres, tras haber tenido una eyaculación, están más sensitivos en la zona del glande y necesitan un tiempo para volver a ser tocados”.

Cuanto más lo hagas más ganas tendrás de seguir haciéndolo
“La masturbación es como el deporte. Cuanto más lo haces, más ganas tienes de seguir haciéndolo”, opina González Ousset. Para ella, es clave tener una rutina sexual a solas o con nuestra pareja para tener una mejor salud física y mental.

Los orgasmos son mejores
Los orgasmos con la masturbación no son ni mejores ni peores, sino diferentes. “Todo dependerá del momento, la situación, la confianza y la comunicación que tengamos con la pareja o con nosotros mismos”, dice Blázquez.

Ayuda a la relajación
Para los expertos consultados por CuídatePlus está claro y es más que evidente que la masturbación ayuda a la relajación y mejora el estado de ánimo. “La respuesta neuroquímica asociada a un orgasmo provoca efectos muy similares a un ansiolítico y un antidepresivo”, resalta Rodríguez.

Reduce las infecciones del tracto urinario
Todos los expertos coinciden en que no hay evidencia científica que señale que la masturbación reduce la infecciones urinarias. Lo que sí es cierto es que, en el caso de la mujer, con la masturbación “las paredes vaginales se mueven y se expulsan fluidos y mucosidades.

Reduce el dolor menstrual
Sobre los dolores menstruales, Rodríguez señala que, “aunque los orgasmos pueden tener un efecto analgésico, la realidad es que las mujeres con dolor menstrual medio o intenso suelen referir un aumento de dichas molestias ante la estimulación de la zona genital y erógenas durante la masturbación”.

Reduce el riesgo de cáncer de próstata
Este beneficio es, tal vez, el más importante de todos los que tiene la masturbación para los hombres. Según el director del Instituto Murciano de Sexología, “recientes revisiones científicas publicadas en los últimos años señalan que eyacular entre 2 y 4 veces a la semana está relacionado con un menor riesgo de sufrir cáncer de próstata”.

#QPY